Maria & Txomin | Boda Sallent de Gallego

Cuando nos conocimos en las fiestas de Escarrilla no podíamos imaginar que aquello desembocaría en un día tan especial como el día que vivimos el día 3 de septiembre en Sallent de Gállego. La montaña nos unió y allí es donde queríamos celebrar el día más bonito de nuestras vidas. Un día cualquiera, en nuestra casa, nada más, ni nada menos, nuestro refugio, Txomin decidió pedirme que me casará con él. Puede parecer un pedida sencilla, pero nada más lejos de la realidad. Ató la cajita roja al collar de Kobe y fue él quien me trajo el anillo. Nuestro perrete ayudó a Txomin a hacer de ese momento una foto inolvidable. Llegó el día de la boda y estábamos exhaustos por un año de preparativos, también nerviosos, pues queríamos que toda nuestras gente disfrutara de la boda al máximo. Era nuestro día, pero también el de ellos. El esfuerzo mereció la pena. Habíamos puesto tanto cariño que no podía ser de otra manera. Ver a nuestra familia orgullosa, a nuestros amigos emocionados, poder compartir con la gente que queremos este momento, fue lo más grande que hemos vivido. Una frase resume a la perfección la sensación a la mañana siguiente: «¡Ha superado todas nuestras expectativas!». Queremos agradecer a nuestras familias y amigos todo su apoyo y su ayuda con la preparación de la boda. Mención especial a nuestras madres por acompañarnos a cada una de las pruebas y vivir un año de preparativos con una ilusión inigualable. Pero sobre todo queremos dar las gracias a todos los que nos acompañasteis por disfrutar la boda al máximo y generar una atmósfera de cuento.

María y Txomin

Reportaje el dia de boda en Sallent de Gallego, la iglesia parroquial de Nuestra Señora de la Asunción

Bodas